Dream

Kim Ki-duk. Corea del Sur. 2008.
Título original: Bi-mong. 95 min.

Cartel película Dream de Kim  Ki-duk

Dream es la última película que ha realizado el conocido y admirado director sur-coreano Kim-Ki-duk. Tras ella, un descanso de 3 años, roto por el documental introspectivo Arirang, presentado en el pasado Festival de Cannes y proyectado también en Sitges. Cuesta creer que el creador de esta magnífica obra haya estado un tiempo planteándose su identidad personal y cinematográfica sumido en una profunda depresión artística. Películas como Dream hacen del cine oriental una auténtica delicia a saborear con todos los sentidos.Como ya hiciera con Time (2006), Kim Ki-duk crea una intensa confusión entre realidad y ficción desde el comienzo de la historia hasta el último momento. Un joven tiene un accidente de coche en el que por falta de atención atropella a una persona. Una joven es acusada de haber cometido ese mismo atropello y las cámaras de seguridad lo demuestran con una grabación en la que se la ve a ella al volante. Jin (interpretado por Jo Odagiri, conocido actor japonés) y Ran (Na-yeong Lee, actriz coreana) están unidos por algo algo incontrolable, por sus sueños. «Mis sueños son tus pesadillas«, la obsesión de querer algo con locura y la posibilidad de materializarlo en un sueño o, sin saberlo, en la realidad.

Escena de la película Dream de Kim Ki-duk

Dream es una profunda historia de amor loco y pasional disfrazada de una simple y básica lucha con uno mismo por no caer… dormido. Todo lo que Jin sueña Ran lo lleva a cabo como sonámbula. Y todo lo que Jin quiere es todo lo que Ran odiaría hacer. Entre ellos se crea un vital relación en la que Jin no debe dormir para no soñar y ha de hacer lo necesario para mantenerse despierto. Impactante trama en la que conviven desesperación y respeto, con brutales escenas, como en las que Jin, desesperado, se autolesiona para no cerrar los ojos.

Hasta el desconcertante final, y a pesar de perder parte de la fuerza con la que comienza el film, Kim Ki-duk nos transporta, mecidos en la locura y la confusión del amor más pasional, por escenarios de ensueño, entre casas tradicionales, oficios artesanales y templos misteriosos de Corea del Sur.

Queremos que Kim Ki-duk siga haciendo películas.

TRAILER:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*